lunes, 9 de febrero de 2009

Migrantes se topan con frontera cerrada

*El desempleo se dispara en México

La erección de un muro en la frontera y una policía migratoria hostil han obligado a muchos trabajadores del campo a quedarse en el país. Empero, su vocación migratoria -sujeta a los ciclos agrícolas- los mantiene migrando de un Estado a otro.
El desplome en la producción de las empresas -debido a las pocas ventas- ha disparado el desempleo y la tensión social en México.
El Secretario General de la CTM, Nicolás García Castillo dijo que en esta zona los trabajadores conservan sus empleos, pero muchos de ellos han tenido que tomar "vacaciones".
El número de trabajadores sin empleo provinientes de otras regiones ha aumentado. Todos los días -aceptó el líder- es posible ver a al lado de la carretera grupos de campesinos que esperan ser recogidos para ejercer las labores del campo.
La situación se ha tornado más crítica para la fuerza laboral, pues quienes tienen empleo tendrán que maximizar su esfuerzo a fin de conservalo.
El salario mínimo se conserva en 51 pesos. Según el líder de los trabajadores sindicalizados el mínimo debería ascender a 150 pesos diarios.
Para los trabajadores migrantes del campo -empero- la protección laboral es inexistente. Nadie les garantiza que tendrán trabajo y van de un lugar a otro al llamado de la oferta laboral aceptando salarios magros incapaces de cubrir sus necesidades básicas y poniendo en riesgo su vida.


Audio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta mi trabajo...